La Guía definitiva de Networking para novatos (y no tan novatos). Consejos

 

                Seguramente ya conozcas y hayas participado en algún evento de Networking, pero si te encuentras en ese pequeño grupo que todavía no ha oido hablar de ello, o si todavía no te has animado a probarlo, te recomendamos que antes de seguir leyendo esta guía eches un vistazo a los artículos de nuestro blog en los que te explicamos qué es y qué ventajas ofrece este proceso. Sin duda aclararán tus ideas si te interesa esta forma de hacer negocios.

 

                 Si tu caso es que lo has probado y no te ha terminado de gustar, o que después repetir te sigues encontrando perdido... ¡esta guía es para ti! Y a ti te decimos: No te preocupes, no eres tú sólo. A la mayoría de las personas nos resulta incómodo asistir a un evento donde no conocemos a nadie, y esta presión aumenta cuando de ello depende tu futuro profesional. Por este motivo, hemos creado esta Guía definitiva de Networking para novatos (y no tan novatos).

 

 

                En esta parte queremos ofrecerte algunos consejos sobre lo que SÍ debes hacer. Con el objetivo de que te ayuden a ganar seguridad en ti mismo para sacar el mayor partido de tu asistencia a eventos sociales, en general, y de networking, en particular.

Hemos dispuesto estos consejos por orden cronológico, según sean acciones que puedes hacer antes, durante y después del evento; de esta manera te resultará más facil saber ubicarte en todo momento. Así pues, sin más dilación, comenzamos.

 


Antes del evento


 

  •  Identifica el evento que mejor se adapte a ti
Por suerte, existen encuentros de networking que van desde lo más general a lo más segmentado, habiendo incluso eventos sectoriales o monotemáticos. De toda la oferta que existe, dedica un rato a identificar aquel evento del que sacarás más provecho.
  
  • Exprime tu tiempo
Pues tendrás poco. Has de saber antes que nada, que los encuentros tú a tú en las rondas de networking suelen ser muy breves. Así que ve preparado y mentalízate de que cada minuto cuenta para descubrir una oportunidad nueva.
  
  • Ensaya tu discurso
Si quieres que te escuchen, prepara tu intervención. Escribe y practica una auto-presentación de 30 segundos. Tienes que conseguir que te recuerden y para conseguirlo suele venir bien tener preparado un pequeño guion mental que nos ayude a atrapar la atención del resto de las empresas. Informa al resto de miembros cuál es tu mercado y tus necesidades y enfócate en los beneficios.
  
  • Visualiza y establece tu meta
A parte de dar a conocer tu proyecto, o de darte a conocer, debes tener claro qué buscas con la asistencia al evento de networking. ¿Financiación? ¿Reconocimiento? ¿Clientes?  Todos valen pero para lograrlos has de ser consciente y delimitar claramente términos y condiciones, o andarás como pollo sin cabeza.
 
  
  • Nunca olvides tus tarjetas de visita
Serán tu moneda de cambio en estos eventos. Prepara una buena cantidad y no dudes en comerciar con ellas. Asegúrate que informan acerca de quién eres, cuál es tu empresa, tus diferentes vías de contacto y otros elementos que puedan suscitar interés y curiosidad. Puedes ir más allá, haciendo tarjetas de visita con un color, forma o contenido ingeniosos. Pero recuerda que son tu carta de presentación, no seas gracioso solo por diversión, o la gente las usará para calzar el escritorio.
   
  • Infórmate
Antes de acudir al evento investiga sobre los ponentes y/o asistentes. Navega por sus perfiles sociales, lee alguna entrada de su blog, etc. y busca aquello que puedes tener en común con la gente que te vas a encontrar allí. Esto simplemente te llevará un rato y te ayudará a determinar a priori posibles contactos interesantes que se adecuen a tus objetivos e información valiosa sobre intereses comunes para la primera toma de contacto.
  
  • Rétate a ti mismo
Si eres de los que no aman relacionarse por encima de todas las cosas, o te da un poco de pereza; tómalo como un juego. Establece unos objetivos previos como por ejemplo: conseguir 10 tarjetas de visita, hablar con X personas. Después podrás evaluarte, recompensarte y subir tu marca para el próximo evento.
 
  • Cuestión de actitud
Adopta siempre una actitud muy positiva. Trata de empatizar con los demás, esto ayuda a crear una impresión favorable
 
 

Durante el evento


 

  • Las reglas básicas del juego
Como las de cualquier otra clase de evento son bastante intuitivas, aunque nunca está de más repasarlas:
Cuida la estética y el lenguaje corporal, camina erguido. Muéstrate accesible y amable, sonríe y extiende tu mano al saludar. Muestra interés por la otra persona mantén un contacto visual agradable y haz preguntas abiertas.
  
  • Más vale nunca que tarde
¿De qué sirve llegar un minuto tarde a una carrera que podías haber ganado? Cuando se trata de crear contactos, lo de llegar “elegantemente” tarde deja de ser elegante y sobretodo productivo. Llegar el primero nos asegura iniciar la conversación y no interrumpir ninguna a mitad, además facilita conocer y darnos a conocer ya que seguramente al inicio habrá menos gente.
 
  • Conviértete en anfitrión
Estar en un salón lleno de gente extraña puede producir ansiedad. En lugar de pensar que eres un invitado, actúa como si fueses el anfitrión: saluda a la gente, en especial aquellas personas que estén solas. Esto les hará sentirse más cómodas y a ti también.
  
  • Lava tus orejas antes del evento
La mejor forma de conocer a alguien es escuchándole. Muchas veces llegamos con tantas ganas de contar nuestro proyecto o a lo que nos dedicamos, que olvidamos que escuchar nos descubre quien tenemos delante. La escucha activa nos permite aprender más de y sobre esa persona y determinar si hay áreas de mutuo interés. Además también nos ayuda a hacer sentir importante a la otra persona, un sentimiento que a todos nos agrada.
  
  • Toma nota
Nos gusta la gente que atiende a lo que decimos y lo recuerda. Un truco fácil y resultón es tomar algunas notas sobre detalles, historias y anécdotas de la persona con la que contactarás posteriormente. Pero hazlo con disimulo, después de que te separes de ella o te tomará por un periodista de la prensa rosa. Las aficiones y las pasiones son los temas estrella para romper el hielo.
 
  
  • Sé directo
No des rodeos. Hay ocasiones en las que tienes claro qué necesitas para avanzar en tu negocio o proyecto. Si crees que puedes conseguirlo compártelo y ve directo al grano. Cuanto más específico sea tu discurso, más fácil será encontrar la ayuda.
  
  • Calidad vs cantidad
Dicen que un contacto de calidad es más valioso que veinte superficiales. Aun así, nunca subestimes el poder de un contacto, puede que alguno de los veinte sea la mejor vía para acercarte a la joya de la corona.
  
  • Intenta aportar valor
En un evento de networking, en especial en el primero, no siempre es posible hacer negocio. Sé paciente y trata de establecer relaciones a largo plazo.
 
 

Después del evento


 

  • Cuida tus logros
En las citas románticas se habla de “la regla de los tres días”, pero en el mundo profesional mejor si lo reduces a uno. Realiza un seguimiento de aquellos contactos que has conseguido en un plazo máximo de 24-48h y sobre todo, cumple con aquello que te comprometiste.
 
  • Tus mejores amigas: las redes sociales.
Una forma rápida y sencilla de mantener el contacto. Te permiten mirar fotos para recordar las caras, ver los currículums y portafolios, investigar y contactar después del evento de una forma más sencilla. La clave es profundizar personalmente: los mensajes de correo electrónico nos permiten sellar el contacto haciendo referencia a alguna historia, artículo o anécdota de la que hayáis hablado (esa que habías anotado).
  
  • Face to face
Llamar la atención de alguien con un correo electrónico puede ser complicado, utilízalo como una toma de contacto inicial en la que propongas un encuentro en persona. Puedes sugerir quedar para tomar un café o una comida de negocios. Eso sí, asegúrate de que el encuentro tiene un propósito claro. El tiempo es oro.
 
 
  • ¿Reto conseguido?
Has tenido charlas superficiales y profundas, has recopilado un impresionante montón de tarjetas de visita y has hecho algunos contactos en línea. Incluso puede que hayas quedado para tomar un café. Ya está, ¿no? No. Esto sólo acaba de empezar.
Ahora tienes que seguir alimentando la red, mantente en contacto , ya sea para ocasiones especiales, para enviar artículos de interés, o una simple llamada para saludar. En definitiva, asegúrate de que no se olviden de ti, nunca se sabe cuándo los vas a necesitar.
 
  •  Ayudar ayuda
Crear redes de contactos consiste en dar y recibir. No trata sólo de ti y del siguiente paso en tu carrera. Sé generoso, comparte tus ideas y ayuda a crear nuevos proyectos, conecta a personas que puedan agradecerte el haberse conocido. Recuerda que las conexiones son una vía de dos sentidos.
  
  • Repite
¿Te ha ido bien en el encuentro? Pues no dudes en participar en otros eventos de networking. Siempre hay personas interesantes que conocer, que amplíen tu red de contactos o tu visión de negocio.
 

 

 

                Hasta aquí todo lo que SI debes hacer. Si no te quieres perder nuestras recomendaciones acerca de lo que NO debes hacer no puedes perderte la segunta parte de La Guía definitiva de Networking para novatos y no tan novatos. Advertencias.

 

 

Comentarios